Qué es un terreno urbanizable

En el ámbito de la construcción, antes de llevar a cabo un proyecto inmobiliario es esencial tener un conocimiento profundo del terreno en el cual se va a llevar a cabo el mismo. Esta es la única forma de tomar decisiones informadas y estratégicas que nos permita sacarle la mayor rentabilidad posible al mismo.

Y, uno de los conceptos claves que es fundamental conocer, es el de terreno urbanizable. Pero, ¿qué características tienen este tipo de terrenos? ¿Es lo mismo un suelo urbano que uno urbanizable? Sobre estas cuestiones vamos a hablar a lo largo de este artículo, así que te invitamos a que sigas leyendo.

¿Es lo mismo un suelo urbano qué urbanizable?

Muchas veces confundimos los conceptos de suelo urbano y terreno urbanizable, puesto que guardan cierta relación, pero en realidad hacen alusión a dos cuestiones distintas. Veámoslo con mayor detalle.

En primer lugar, cuando hablamos de suelo urbano, nos referimos a aquel que ya ha sido urbanizado y que, por tanto, cuenta con todas las infraestructuras y servicios necesarios como para construir edificios en el mismo.

Mientras que, en el caso del suelo urbanizable, nos referiremos a aquel terreno que se encuentra en proceso de urbanización o que se pretende que sea urbano de cara a un futuro. La mayor parte de las veces porque se encuentra dentro de ciertos planes urbanísticos. Por lo que, como puedes observar, estos conceptos difieren.

Qué características tiene la propiedad de los suelos urbanizables

Lo primero que debemos entender al hablar de suelos urbanizables, es que el Real Decreto Legislativo 7/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Suelo y Rehabilitación Urbana, no contempla este tipo de terrenos. Es decir, no incluye la transición de terreno rural a urbano, por lo que engloba a los urbanizables dentro de la primera categoría.

Para que esa transición se produzca, se requiere que el suelo disponga de una ordenación pormenorizada mediante su delimitación en un planeamiento general o de desarrollo. Y también de otra serie de cuestiones como una ejecución urbanística jurídica y material.

Con respecto a las características que tiene la propiedad de suelos urbanizables, estas varían según las regulaciones locales y las políticas de desarrollo urbano de cada área específica. No obstante, hay algunas comunes que debemos conocer:

  • Consulta a las Administraciones Públicas sobre las ordenanzas, planes y proyectos aplicables al sector correspondiente. Pero también de las obras que deben realizarse para conectar los servicios de la urbanización.
  • Ser partícipe en las actuaciones de ejecución contempladas en un régimen que garantice la equidad de distribución de cargas y beneficios entre todos los afectados de manera proporcional a sus aportaciones.
  • Hacer uso y ejecutar obras que sean en condición de provisional. Siempre y cuando no estén expresamente prohibidas con las normativas y se tenga constancia de ello.
  • El derecho al uso, disfrute y disposición de los suelos mientras sea compatible con la previsión sobre el suelo en transición a terreno urbanizado.

Tipos de suelo urbanizable que debes conocer

Conociendo todos estos detalles, solamente nos queda hacer alusión a los tipos de terrenos urbanizables que nos podemos encontrar en función de sus características y de su planteamiento municipal. Serían los tres que te comentamos a continuación:

  • Terreno urbanizable ordenado: Es aquel que ya ha sido dividido y en el que, por tanto, se puede edificar de manera inmediata.
  • Terreno urbanizable sectorizado: En este segundo caso, hablamos de aquellos que han sido designados y divididos en diferentes sectores o áreas según un plan urbanístico. Son ideales para absorber el crecimiento de una ciudad, por ejemplo.
  • Terreno urbanizable no sectorizado: Finalmente, tenemos aquellos que aún no han sido objeto de una planificación, por lo que se encuentran más cercanos a los terrenos urbanizables y el camino para poder construir en ellos será mucho mayor.

Conclusiones

En resumen, los terrenos urbanizables son aquellos que nos permiten la construcción de un proyecto inmobiliario de cara a un futuro y por eso es esencial que conozcamos bien sus características, además de las responsabilidades que conlleva ser propietarios de un suelo de este tipo.

Pero esto no es lo único que necesitamos si queremos llevar a cabo la construcción de viviendas, la financiación es otro aspecto esencial y en Stronghold podemos ayudarte a conseguirla de manera flexible y cómoda. No lo dudes y ponte en contacto con nosotros.

Post relacionados